¿POR QUÉ NOS GUSTAN TANTO LOS DOCUMENTALES DE ASESINOS?

Podríamos suponer que la atracción a los documentales de asesinos se debe al proceso de investigación forense; pero no es así...
¿POR QUÉ NOS GUSTAN TANTO LOS DOCUMENTALES DE ASESINOS?
Publicado: Mar 5, 2022

Seguramente, como muchos, siempre te has preguntado por qué los canales de televisión como Investigation Discovery están entre los más populares. Igualmente, al pensar en Netflix, no hay metraje de asesinatos que pase por debajo de la mesa. Sin embargo, ¿por qué? ¿Por qué nos gustan tanto los documentales de asesinos?

Para responder a esta pregunta, hacemos un desglose de elementos, ¿qué es lo que nunca falta en programas, películas y series como éstas? Para empezar, un asesinato y, más concretamente, un asesino. También juega un elemento fundamental la investigación forense y la búsqueda de las pistas que nos llevan a la respuesta. 

Sin embargo, aunque podríamos pensar que los documentales de asesinos nos gustan por cómo juegan con la intriga hasta encontrar la verdad, lo cierto es que no va por ahí. Al menos, no del todo. La verdadera razón se oculta en una de las características más básicas del ser humano: el morbo.

 

EL MORBO Y LOS DOCUMENTALES DE ASESINOS

Puede que hayas escuchado esta palabra antes, y generalmente vinculada a temas prohibidos o tabú: sexo, sangre, etc. Esto tiene una razón. El morbo se define en la psicología como la necesidad de interactuar (escuchando, sintiendo, oyendo o tan siquiera oliendo) con lo socialmente catalogado como prohibido. 

Imagínala como esta parte de la curiosidad humana que se dedica exclusivamente al deseo de explorar lo que se supone como incorrecto. 

¿POR QUÉ NOS GUSTAN TANTO LOS DOCUMENTALES DE ASESINOS?

 

Visto desde la perspectiva más simple, los documentales de asesinos nos permiten acceder a un mundo desconocido para la mayoría, desde una distancia segura. Nos permite transgredir las normas desde la comodidad y la seguridad del espectador, manteniéndonos a salvo de las consecuencias o implicaciones. 

Algo similar sucede con las películas de terror. Siempre buscamos aquello que se presenta como más oscuro y tenebroso, y lo vemos con tranquilidad, sabiendo que estamos seguros al apagar la luz e irnos a dormir.

Además, y muy ligado al morbo también, los documentales de asesinos nos permiten entender algo que, a simple vista, parece inconcebible: el acto de asesinar. Nos permiten ver el lado más oscuro de la humanidad.

 

¿Y POR QUÉ NO NOS ASUSTAN LOS ASESINOS DE LAS PELÍCULAS?

Esta pregunta tiende a cobrar sentido cuando entendemos que los documentales de asesinos son una forma de acceder a un suceso desde la distancia segura. De antemano, y seguramente recordarás esa sensación, cuando ves un documental o película de este tipo, lo último que llegas a pensar es que a ti podría pasarte. Después de todo, es una ficción basada con bastante frecuencia en la realidad. 

Sin embargo, nuestra mente opta por protegerse a sí misma antes de ponerse en riesgo. Nos distanciamos del suceso y lo vemos más que nunca como una ficción, para que nos afecte lo menos posible. 

En este sentido, el espacio temporal y físico crea una distancia aún mayor. La mayoría de las grandes historias de asesinatos están ubicadas temporalmente entre los 60 y los 90, haciendo que esa diferencia de contexto nos haga sentir que “un caso como ese no podría suceder hoy en día”. 

Sin duda, la forma en que las historias y documentales de asesinos calan en nuestra mente es sumamente interesante. ¿Tu también eres fan de este género? Cuéntanos cuáles son tus producciones favoritas en la caja de comentarios. 

 

 

Pin It on Pinterest