MIMOSA DE POMELO, UN CÓCTEL PARA TUS FINES DE SEMANA

Este trago puede volverse el preferido de tu pareja, no esperes demasiado para sorprenderla. La mimosa con pomelo es fácil de preparar y rápido de hacer. Receta de cóctel.
MIMOSA DE POMELO, UN CÓCTEL PARA TUS FINES DE SEMANA

Si buscas variedad y glamour para tus fines de semana con amigos, tenemos una opción para ti: una mimosa de pomelo. Este cóctel te ofrece un momento de relajación y tranquilidad. Su sabor tiene esa cualidad y, si se comparte el trago, mucho mejor es la sensación.

Sin complicarte, puedes tener en tu mano este cóctel. Su preparación es muy fácil, por ende, en cuestión de segundos tendrás varios para tus invitados. No es necesario ser un coctelero profesional para que te quede rico. Por eso, funciona perfecto para hacer en casa.

Si jamás lo has probado, te contamos que el cóctel tiene un sabor dulzón con tonos ácidos. De ahí viene su nombre “mimosa de pomelo”. Tiene la característica acidez que produce esta fruta pero de una manera muy delicada, ya que el azúcar lo regulariza como si fuera una caricia al paladar.

 

MIMOSA DE POMELO PARA DOS PERSONAS

Este trago puede volverse el preferido de tu pareja. La mimosa con pomelo es fácil de preparar y rápido de hacer. Receta de cóctel.

Para preparar una auténtica mimosa de pomelo precisas cinco minutos como máximo,  incluso quizás mucho menos. Todo lo que necesitas es una coctelera y los siguientes ingredientes. Aunque es posible reemplazar este utensilio en caso de que no dispongas de uno en tu casa simplemente mezclando todo con una cuchara.

  • Un pomelo.
  • Una  cucharada de azúcar.
  • Dos vasos de cava rosé.

Lo primero que debes hacer es exprimir la fruta para conseguir su jugo. Una vez que tengas eso, introduce el zumo junto con el azúcar y la cava rosé dentro de la coctelera. Agitalo unos segundos y vierte la preparación en dos vasos. 

Añadele cubos de hielo y si quieres, unas rodajas de pomelo y hojas de romero para decorar. ¡Así de rápido tendrás lista tu mimosa!

 

VENTAJA DE LA MIMOSA DE POMELO

A la hora de elegir qué beber, siempre es necesario verificar primero si combina con lo que vamos a comer. Lo bueno de la mimosa de pomelo es que no tendrás este problema; es posible beberla en compañía de cualquier tipo de platillo o snack. Se  adapta bien a todos los sabores. 

Su presencia no queda chocante junto a unos tacos de ternera, unas papas fritas con cheddar o cualquier postre como puede ser un brownie con nieve. Aunque esto depende 100% de los gustos de cada quien.

Quedará en tí probarlo con lo que más te apetezca para descubrir cuál es tu fórmula de combinación ideal para la mimosa de pomelo. Fijate a continuación todo lo que contiene para identificar con qué te gustaría acompañarlo y cuéntanos luego en los comentarios lo que se te ocurrió.

 

 

 

Pin It on Pinterest