‘MATRIX RESURRECCIONES’: LA SECUELA QUE NADIE PIDIÓ

‘Matrix Resurrecciones’ fue hecha sólo por dinero; no tiene alma. Sí tiene buenas ideas, pero el problema es que no es una buena película.
'MATRIX RESURRECCIONES'_ LA SECUELA QUE NADIE PIDIÓ
Publicado: Dic 28, 2021

Después de 18 años del estreno de la primera película, llegó a cartelera la cuarta entrega de ‘Matrix Resurrecciones’. Una vez más podrás ver a Keanu Reeves y Carrie Ann Moss interpretando a Neo y Trinity, respectivamente. Además, presenta nuevos actores como Neil Patrick Harris, Yahya Abdul-Mateen II y Jonathan Groff. 

Las impresionantes coreografías y los espectaculares efectos especiales quedaron atrás. El filme, de la guionista y directora Lana Wachowski, es una de esas secuelas que nadie pidió.

Olvídate de la inclinación filosófica y espiritual de las anteriores, pareciera una autoparodia.

No cabe duda que ‘Matrix Resurrecciones’ fue hecha sólo para buscar billetes; no tiene alma. Sí tiene buenas ideas, pero el problema es que no es una buena película. Es un montón de ideas ingeniosas de manera individual, sin embargo, al juntarlas son ejecutadas torpemente.

'MATRIX RESURRECCIONES': LA SECUELA QUE NADIE PIDIÓ

Incluso, la primera hora de ‘Matrix Resurrecciones’ debería ofender a los amantes de la trilogía original, o al menos a la primera parte. El estilo es bueno, con el sello de la saga, pero no todo está inmerso en su universo. Los guionistas David Mitchell y Aleksandar Hemon se basaron, sobre todo, en el aspecto cinematográfico de los 90 y trae de vuelta algunos personajes antiguos.

En 1999, Thomas Anderson (Reeves) tuvo que tomar una decisión. Se despertó al hecho de que la realidad misma era dura e inconveniente. Ahora, en 2021, es un rico diseñador de videojuegos que vive en una realidad donde la gente insiste en que sus propias narrativas son la verdad; independientemente de los hechos.

 

‘Matrix Resurrecciones’ es más de lo mismo

La historia de Anderson implica, una vez más, despertar a la dura verdad y encontrar el amor verdadero. Nuestro protagonista busca la ayuda de su terapeuta (Neil Patrick Harris), el único personaje de la película con frases coherentes.

En ‘Matrix Resurrecciones’, Thomas tiene todas las razones para dudar de su realidad, porque es de un mundo generado por computadora. Mientras tanto, Bugs (Jessica Henwick) y Morpheus (Yahya Abdul-Mateen II) lo están buscando.

La primera parte de ‘Matrix Resurrecciones’  se basa demasiado en la nostalgia de las películas originales. De hecho, el arranque será muy familiar para los fans de la película original.

'MATRIX RESURRECCIONES': LA SECUELA QUE NADIE PIDIÓ

‘Matrix Resurrecciones’ fue hecha sólo por dinero; no tiene alma. Sí tiene buenas ideas, pero el problema es que no es una buena película.

La cinta tiene imágenes de la trilogía original que se intercalan innecesariamente a lo largo de la película. Es un breve repaso para las personas que podrían haber visto las películas hace veinte años. También para consentir a nuevos fanáticos, pero se siente bastante fuera de lugar y forzado.

En cuanto a la acción, ‘Matrix Resurrecciones’ tiene muchas secuencias de lucha, pero parece una mutación de cualquier otra película de acción de ciencia ficción. La única diferencia es un giro divertido al agregar algunos peculiares personajes en las calles de San Francisco. 

Más de lo mismo es lo que podrás encontrar en los 148 minutos de ‘Matrix Resurrecciones’. No es revolucionaria desde el punto de vista narrativo o cinematográfico como la primera película, pero es mejor que la dos y tres. Hay amor, acción, rencor, pero las escenas las olvidarás una semana después. 

Pin It on Pinterest