CONVERSACIÓN CON MARIELLE GARCÍA, PINTORA PROMESA DE MÉXICO

Nacida en 1987 en Puebla, a los diecisiete años tuvo su primera exposición y en ese entonces supo que su vida estaría destinada a la pintura.
Nacida en Puebla, Marielle García tuvo su primera exposición a los diecisiete años. Allí supo que su vida estaría destinada a la pintura.
Publicado: Ene 4, 2020

Marielle García nació en 1987, en Puebla. A los diecisiete años tuvo su primera exposición y en ese entonces supo que su vida estaría destinada a la pintura. 

Marielle creció entre los lienzos y paletas de su padre, Fidel García, quien ha sido un pilar importante para su carrera: “Siempre tuve acceso a material de arte. Mis juguetes de niña fueron crayolas, lápices de colores, acuarelas, óleos, bastidores, libros de dibujo y escultura… Todo esto ha influido en mi carrera artística”, nos comenta.

El apoyo de mis padres y la libertad que siempre me han dado me ayudó a pintar lo que me gusta. Una vez mi padre me dijo que ‘mientras más pintes lo que amas, irás encontrando tu estilo‘ y así ha sido”

LA HUELLA DE UNA PINTORA MEXICANA

Marielle firma sus pinturas al dorso, junto con la huella de su mano. Este detalle no impide que sus trazos sean reconocidos fácilmente por quienes conocen su trabajo. 

Si tuviéramos que describir el arte de Marielle García, podríamos decir que encaja dentro del realismo  y que utiliza pinceladas impresionistas. La semblanza del rostro femenino es una constante en sus lienzos; actualmente atraviesa una etapa en la que son completamente blanco y negro, con variaciones en las que inserta colores vivos. 

“Tengo ese sello peculiar en mi pincelada. Me ha pasado muchas veces que ven  una obra mía y la reconocen por ello”, nos confiesa Marielle. A lo que le preguntamos cómo se reconocería a ella misma y nos responde con total seguridad: “Los ojos. Para mi, siempre la mirada ha sido mi punto focal; en donde me encanta que te expresen, que te hablen, que generen una conexión con el espectador. Mi pincelada también es muy peculiar: parecen pequeñas pecas de pintura, además de los rostros blanco y negro.”

En efecto, las miradas que plasma en sus pinturas son un punto importante de atención. Se dice que los ojos son la ventana del alma y ella parece entenderlo incluso más que cualquiera. Para ella es “un tema energético y de sensibilidad”, le permite captar la esencia del ser en los ojos de quienes pinta.

 

¿QUÉ MOTIVA A MARIELLE GARCÍA?

Muchas veces al pintar he sentido una conexión con mi esencia, con esa energía que nos une a todos. Me siento viva. Me inspira poder compartir esa vibración con el mundo; es una inspiración que también otros artistas provocan en mí, o seres haciendo lo que aman.

“Desde que soy pequeña he sentido en el arte esa libertad.”

También nos confiesa lo que para ella ha significado ser madre. Al igual que otras madres artistas, la experiencia afecta positivamente su proceso creativo: “Tengo más imaginación, he querido pintar más. Ser madre te toca la sensibilidad y potencia al máximo tu conexión con el mundo, porque te das cuenta que eres capaz de dar vida”.

 

¿QUÉ OTROS ARTISTAS LA INSPIRAN?

“Hay tantos artistas que me han inspirado a lo largo de mi vida, muchos pintores europeos, americanos: Joaquín Sorolla, Bouguereau y Sargent me encantan. Aleah Chapin, Will Yu son contemporáneos y hay una lista grande de artistas que admiro.”

Sus pinturas han estado en instituciones de carácter internacional como la galería 1310 de Fort Lauderdale, Florida (2013) y RJD Gallery New York (2014).

Además, su obra forma parte del acervo cultural de diferentes museos. El Museo de la universidad UPAEP Puebla y Museo Casa de los Muñecos Puebla son algunos de ellos.

Posee una larga lista de exposiciones individuales, colectivas y subastas en las que ha participado. Es posible verla desde su página web mariellegarcia.com, donde también es posible realizar encargos y  tener contacto con la artista.

Te recomiendo que le sigas la pista a Marielle García, probablemente tiene la pieza que hace falta en tu colección.

 

Pin It on Pinterest