AURORA Y SUS VOCES ETÉREAS EN ‘THE GODS WE CAN TOUCH’

Aurora lanza su nuevo material, logrando magníficos ambientes etéreos, sin descuidar lo electrónico para ponerte a bailar
AURORA Y SUS VOCES ETÉREAS EN ‘THE GODS WE CAN TOUCH’
Publicado: Mar 2, 2022

Desde su debut en 2015, Aurora demostró ser una artista brillante y sumamente minuciosa como compositora, cantante y productora. Su quinta producción, ‘The gods we can touch’, es mística, envolvente, etérea y poderosa. Desde una perspectiva de la mitología griega, ha llegado a una madurez musical perfecta.

La joven noruega de 25 años trabajó de nuevo con Magnus Skylstad, quien ha producido sus anteriores materiales y que, además, es parte de su banda. Jamie Hartman, Glenn Roberts, Martin Sjolie, Askjell Solstrand y Matias Tellez también son parte de su nuevo material que se estrenó el 22 de enero.

En ‘The gods we can Touch’, Aurora realiza un viaje entre lo humano y lo espiritual, ya que en la mayoría de los 15 tracks presenta un dios diferente. En ‘Artemis‘, por ejemplo, con una base folclórica, logra una atmósfera mística y medieval, gracias en gran parte al acordeón.

AURORA Y SUS VOCES ETÉREAS EN ‘THE GODS WE CAN TOUCH’

 

En ‘Exist for love’, por su parte, presenta a Afrodita y ‘This could be a dream’ a Morfeo. Esto le da al álbum un encanto celestial. En ‘Cure for me’, Aurora nos deja claro que no necesita una cura, con un sonido que nos recuerda a Madonna de los 90. Este tema está inspirado en Panacea, la diosa del remedio. Así, el álbum utiliza esta mitología griega para decir que ni siquiera los dioses son perfectos. 

Su base continúa dentro del género pop, con tintes de folk, beats, breakbeat y sampleos. Logra magníficos ambientes etéreos, sin descuidar lo electrónico para ponerte a bailar.

‘THE GODS WE CAN TOUCH’, CON ATMÓSFERAS ÚNICAS

‘The gods we can touch’ comienza con ‘The forbidden fruits of Eden’. Es un tema de 40 segundos sin letra, solo con vocalizaciones, para introducirnos a un reino acústico angelical. Esta pieza podría definir todo el álbum, una expresión de encanto y deseo con un peligro generalizado que atormenta.

En ‘Everything matters’ pasa de la narración personal a los elementos cósmicos trascendentales, como «somos un átomo y una estrella». La colaboración con el cantautor francés Pomme realza la belleza mística de la canción.

AURORA Y SUS VOCES ETÉREAS EN ‘THE GODS WE CAN TOUCH’

 

Uno de los temas más reflexivos y hermosos del disco es ‘Exist for love’; la folclórica voz de Aurora manda directo su mensaje de amor. La guitarra acústica es un  gran acierto para no distraer el contenido de la letra, además, los arreglos de las cuerdas son precisos y emotivos.

En ‘The innocent’ coquetea con el jazz, sus voces están acompañadas por un piano de acorde sincopado, metales y cuerdas de pizzicato. Estos elementos crean una pista de baile optimista, que se remonta a los años 20.

Otro tema que destaca es ‘Exist for love’, el cual tiene un estado de ánimo retro sorprendente, más cerca del pop o al estilo doo wop. Sin duda, ‘The gods we can touch’ es una evolución gigante de Aurora, proporciona más diversidad en sus composiciones, en comparación con sus álbumes anteriores.

 

 

Pin It on Pinterest